VALORACIÓN Y CONSULTA AQUÍ

ABDOMINOPLASTIA

Es una de las consultas más frecuentes, sobre todo en mujeres luego de los embarazos. El abdomen puede contener más tejido graso que lo normal o lipodistrofia, dispuesto en su cara anterior o en flancos y dorso: “flotadores”. La piel puede estar fláccida y provocar irregularidades o caer en forma de delantal sobre el pubis.

La edad, el embarazo o las fluctuaciones simples de peso pueden contribuir a la pérdida de elasticidad de la piel y del apoyo estructural, lo que provoca exceso de piel y grasa en la zona abdominal. Por último, todo lo anterior puede estar en un paciente con peso adecuado, mínimo sobrepeso o en un obeso.

Si se siente incómoda con la ropa o un traje de baño, si ha experimentado cambios en las mamas después del embarazo o pérdida de peso significativa, el aumento mamario puede ser adecuado para usted. La mayoría de las mujeres con buena salud física y expectativas realistas son candidatos para este procedimiento.

Es la abdominoplastia adecuada para mí?

La abdominoplastia, o dermolipectomia abdominal, es un procedimiento quirúrgico que refuerza los músculos abdominales y elimina el exceso de grasa y piel para restaurar el contorno y la forma de la zona abdominal. La misma puede ser total cuando se elimina toda la piel debajo del ombligo y obliga a una transposición del mismo o Parcial (Mini Abdomino Plastia) cuando solamente se reseca la piel que cae sobre el pubis dejando el ombligo en su posición natural. La mayoría de las mujeres u hombres con buena salud física y con expectativas realistas son candidatos/as para este procedimiento. Esta cirugía se desarrolló para corregir las áreas del cuerpo que no mejoran con facilidad a través del ejercicio y la dieta. No es una alternativa para bajar de peso.

¿Dónde se realiza la incisión?

La abdominoplastia implica la realización de una cicatriz en el abdomen,debajo de la linea de la ropa interior y alrededor del ombligo en caso de reposicionamiento del mismo. Las mismas suelen desvanecerse y aplanarse con el tiempo. De esta manera se reseca el excedente graso- cutáneo logrando un abdomen plano. En la mayoría de los casos se acompaña de una lipoaspiración o liposucción del tejido graso lipodistrófico de los flancos, el dorso o del propio abdomen que se va a resecar posteriormente. En todos los pacientes que presentan una diástasis (separación) de los músculos se realiza una miorafia o plicatura de los rectos anteriores para restaurar la tensión de la pared.